martes, 3 de marzo de 2015

LA DAMA Y EL UNICORNIO




La dama sosteniendo está un espejo,
le muestra al unicornio su figura,
diciendo que contemple su hermosura
y escuche silencioso su reflejo.

-Y sabes que el amor se vuelve viejo,
que te amo con pasión y con bravura,
con todo mi cariño, con ternura.
¡Tus besos, lo mejor del vino añejo!

-¡Amores imposibles y prohibidos!
Por mucho que rechace sus sabores,
se encienden con su fuego mis sentidos.

-Vivamos y soñemos con las flores,
jamás caminaremos comprendidos.
Amantes en tapices de colores…










Publicar un comentario