jueves, 26 de marzo de 2015

Pintura y escultura




En la búsqueda de otra perspectiva
soñaba la pintura con volumen,
al ver a las estatuas que presumen
de su máximo grado de expresión.
Limitada al plasmar las realidades
es plana la pintura, sin relieve,
no puede hacer que sobre sí se eleve
aunque quiera acercarse su impresión.

No mira la ceguera inexpresiva,
a la cual nuestros ojos nunca asumen,
sabiendo que ante un cuadro se consumen
prefiere la escultura, ¡con razón!
Si vuestros ojos son oscuridades,
dejad que sea el tacto quien compruebe
los contornos que son altorelieve
y surja en la ceguera la visión.
Al palpar la escultura con la mano
sonríe la mirada del humano. 

Publicar un comentario