jueves, 30 de abril de 2020

Esa rosa...


Vestidas de primavera,
se encienden todas las flores
y reflejan los colores,
pues su sangre se acelera.

Esa rosa es la primera
que florece, es especial;
es única, sin igual...
Mil encantos la engalanan,
y sus pétalos exhalan
un perfume muy sensual.

Llega el aroma
del rojo carmesí
desde el rosal.

domingo, 26 de abril de 2020

¿Qué miras niño yuntero? (Dibujo: Luisa Gómez Borrell)





¿Qué miras niño yuntero,
con esa negra mirada?,
profunda como la noche,
que el horizonte traspasa.
¿Dónde miran tus pupilas
de dilatadas batallas?,
¿dónde las niñas del tiempo
mirarán nuevas mañanas?
Que no son nada los iris
eclipsados de esperanza,
que ciegos los ojos miran
deslumbrados por la Parca.
Ese lápiz que dibuja
los contornos de tu cara...,
y esos dedos que acarician
el carbón sobre la lámina,
relatan sueños dormidos
entre los pliegues de tu alma.
Y tus labios que susurran
poemas de pena blanca...
¿Qué miras niño yuntero
mientras Luisa te retrata?

lunes, 20 de abril de 2020

Volaban pájaros de luz


Caminaban lentas las sombras
ocultándose de la tenue luz
hacia oscuridades más negras;
se movían con lenta inquietud,
por miedo de ser descubiertas.
Volaban raudos los pájaros de luz
dejando estelas de destellos,
 fluorescencias y colores muy bellos,
en formas circulares, en espiral y en cruz.
Aterrorizadas las sombras huían de ellos
a esconderse en su propio ataúd…

viernes, 17 de abril de 2020

Al mirarme, a veces...



Al mirar en el centro de mi ser,
aparece el vacío, de repente,
reflejando a mi espíritu silente;
me susurra al oído su saber…

Careciendo de todo menester,
cuando busco en el fondo de la mente
valorando mi esencia cual presente,
de la nada me siento renacer.

Agradezco este don que me ha donado
el destino, el azar o el universo;
el amor, el regalo más sagrado.

Mas a veces estando en mí inmerso,
desde el alba del estro, inesperado,
amanece en la pluma el sol del verso.

lunes, 13 de abril de 2020

El de la triste figura


Cabalga con ilusión...,
no hay gigantes ni molinos
ni ladrones de caminos
que apoquen su corazón.
Su bandera es la pasión
y la justicia es su escudo,
es ingenioso, es agudo...
El de la triste figura
continúa en su andadura
junto a un tal Sancho el panzudo.





miércoles, 8 de abril de 2020

Frustración y desconcierto (Oleo: Angélica López Álvarez)



Me fundo, me diluyo en desconcierto
por tanta frustración que me apabulla
y tiñe mi dolor de gris ceniza
en esta cara oculta de mi luna.
En medio de la triste situación,
me pierdo entre los pliegues de la duda
y aprieto el grito mudo entre mis dientes
en esta coyuntura tan absurda.
Pensando en este monstruo diminuto,
invaden mi interior muchas preguntas;
en tanto con sus garras nos acecha…
La vida se hace sorda, se hace oscura...,
hay gente que ahí afuera esta muriendo;
hay muchos que han caído en esta lucha.
La luz regresará, eso es seguro,
mas ahora yo estoy en la penumbra.

Rincón del sosiego (Oleo: Angélica López Álvarez)


El color me está invitando
a pararme ante la puerta
de este oleo de matices
y texturas tan bien hechas.
Los lilas desprenden mágicos
destellos mientras se alejan
fundiéndose en el azul
celeste, sobre la piedra
que, en la pared del molino,
paz y sosiego refleja.
Los cobrizos y los ocres
dan calidez a la escena...
Todo el conjunto es hermoso
nos muestra el arte de Angélica.

https://www.facebook.com/Angelicapinturas/

martes, 7 de abril de 2020

Granada (con GR en todos los versos)



Granada, diste a mi vida
muy agradables momentos,
granero de sentimientos
será mi alma agradecida.
Agraciada y bendecida
en tus noches verdigranas
y a mis sentidos desgranas
con lágrimas de emoción
y agrego a mi corazón
la fragancia que tú granas.

Merche Bou  Ibáñez

La fragancia que tú granas
Granada de mis amores
con tus granates colores
y arabescas filigranas,
que hacen que grite con ganas:
Gracias por ser tan hermosa,
fina y grácil como rosa
granero para poetas,
que buscan entre sus grietas
tu grandeza misteriosa.

José Guerrero

Tu grandeza misteriosa
grano a grano degustada,
por grandes vates tratada
Granada como una diosa.
Por tu gracia hasta la rosa
te gruñe desde su tallo
y la vi agredir a un payo
que tus gracias presumía
gritando que se venía
a Granada el mes de mayo.

Merche Bou  Ibáñez

A Granada el mes de mayo
la alegran con bellas cruces
que grato te das de bruces
gracias al calé y el payo.
Gravitaras de soslayo
formando una gran hilera,
pues toda Granada entera
peregrina por las calles
para grabar los detalles
de la agreste primavera.

José Guerrero

De la agreste primavera
al septiembre gris y triste
en que Granada me diste
aquella ingrata quimera.
Mis lágrimas en la era
agriaron todo el trigo,
un grillo, mudo testigo
me grabó este mal recuerdo
gracias a él aún me acuerdo
de aquel gran poeta amigo.

Merche Bou  Ibáñez

A Granada el mes de mayo
migré tras de una gitana,
que con su gracia serrana
alegró a este pobre payo.
En menos que grita un gallo
en el peligro nadé,
pues vi a mi suegro el calé
con una gruesa garrota
gruñéndole a mi cocota...
¡De milagro me escapé!

Carlos Elpoetaartesano

De allí escapé de milagro
graznando cual avezuela,
me vi grasiento en cazuela
como un pedazo de magro.
Pues es mi suegro un onagro
greñudo y de mala saña,
que agrede con palo y caña
y es gruñón y mal parido,
así este gringo se ha ido
a graznar lejos de España.

Merche Bou  Ibáñez

A graznar lejos de España
a granjearse fortuna,
mas, no logrando ninguna,
retornó con gran migraña.
Porque a Granada él extraña,
regresó a esta tierra al fin:
es que le agrada el Zaidín;
gracia en la Chana y sus bares
y otros alegres lugares...;
grato es siempre el Albaicín...

Carlos Elpoetaartesano 

Grato es siempre el Albaicín,
agraciado con la Zambra
y con la grandiosa Alhambra,
ese granate fortín.
Un transgresor de postín
este enclave granadino,
gregario, impar y genuino
que grita a los cuatro vientos
la agresión a sus cimientos
y al gracejo pueblerino.

José Guerrero

Grato es siempre el Albaicín...
e ingrato quien no lo crea
o es de grava su azotea
o  gripa el calabacín.
Porque Granada es sin fin
de grandeza la más fiera
y lo grito ante quien quiera
y sin grímpolas lo digo
porque Granada mi amigo
es el Grial de nuestra esfera.

Merche Bou  Ibáñez

Lorca, Grial de nuestra esfera,
en Granada un personaje
al que un grotesco malaje
malogró de mal manera.
Ese grajo con guerrera
acabó con su alegría,
y agravió la poesía.
Un grave error por su parte,
que quien graceja este arte
lo engrandece cada día.

José Guerrero

Lo engrandece cada día
y a Granada da coraje
ningún grotesco malaje 
agriará su malvasía.
Ninguna griposa arpía
su alegría acabará.
Y esta loa agradará
pues de Granada hace arte.
Cada cual agregó parte
¡qué agrade o que no...  aquí está!

José Guerrero y Merche Bou Ibáñez

¡Qué agrade o que no... aquí está!
se desgrana en cada verso...
mientras sangra el universo
en cada grito que da.
Grabado en el tiempo ya,
pervive su gran mensaje,
desafiando el engranaje
de una negra maquinaria
que agrede a la libertaria
conciencia con grave ultraje.

Carlos Elpoetaartesano

A Granada y a Federico

Conciencia con grave ultraje
recibe toda Granada
ingratamente dañada
por grotesco fusilaje.
Se ha perdido gran bagaje
y es grave la situación
lograr cumplir la traición.
La grandeza hacen nacer
del gran Lorca hacer crecer
grito eterno en devoción


Evandro Valladares Valladares

Grito eterno en devoción
es la gracia de un poeta
que graznando su receta
sangra en propia humillación.
Alegre en su confusión
rima con perogrullada,
no sabe que voz sagrada
no engrandece a lo disperso,
para no gruñir al verso
¡qué se traslade a Granada!


Ls Angel

domingo, 5 de abril de 2020

Nana de la luna



Canta la vieja luna
su triste nana
a las nubes que mecen
mi pena blanca;
nana, tus notas,
de nacarado encanto,
arrullan olas.

La cana espuma lleva
ligeras voces
en sus alas de viento,
sin que se note.
Vuelan simientes
de sueños esmeralda,
que en mí se meten.

El mar azul cobalto
ruge misterio,
va pintando la brisa
un bello lienzo.
Las caracolas
cuentan recuerdos hondos
a mi memoria.

Llora la noche lágrimas,
vidriosos brillos;
son estrellas errantes,
diamantes vivos
que por el cielo
van dejando la estela
de mis anhelos.

El cazador Orión
lanza sus flechas;
por los prados del cielo
cruzan cometas;
llevan mensajes…,
mis íntimos deseos
van de viaje.