domingo, 5 de abril de 2020

Nana de la luna



Canta la vieja luna
su triste nana
a las nubes que mecen
mi pena blanca;
nana, tus notas,
de nacarado encanto,
arrullan olas.

La cana espuma lleva
ligeras voces
en sus alas de viento,
sin que se note.
Vuelan simientes
de sueños esmeralda,
que en mí se meten.

El mar azul cobalto
ruge misterio,
va pintando la brisa
un bello lienzo.
Las caracolas
cuentan recuerdos hondos
a mi memoria.

Llora la noche lágrimas,
vidriosos brillos;
son estrellas errantes,
diamantes vivos
que por el cielo
van dejando la estela
de mis anhelos.

El cazador Orión
lanza sus flechas;
por los prados del cielo
cruzan cometas;
llevan mensajes…,
mis íntimos deseos
van de viaje.

martes, 31 de marzo de 2020

Nuestras huestes sanitarias




Están luchando en el frente,
ante una fiera amenaza,
con vocación y coraje,
con unas precarias armas;
arriesgando allí sus vidas
al combatir a esta plaga…
Todo el respeto merecen
nuestras huestes sanitarias
valientes como guerreros,
en esta dura batalla.
Merecen admiración,
aplausos, bellas palabras...;
mas merecen ante todo 
pelear más equipadas.
Es triste, en verdad muy triste,
pues se gasta mucha pasta
en útiles de matar,
y para curar no alcanza.
Se agradece su labor,
por lo tanto hay que cuidarlas.

viernes, 27 de marzo de 2020

Empatía




Mirar, tocar, acariciar su pena;
entrar dentro, en su llanto, cuando llora;
sentir, con actitud consoladora,
cada íntima emoción de forma plena.

Ponerse en otra piel, en piel ajena;
cuando el dolor le aflige y le devora,
prestarle hombro, codo, sanadora
mano, con intención sincera y buena.

Contacto humano, sensibilidad,
cariño, atención, cálida mirada...;
su don le hará sentir tu cercanía.

Lo mismo que el amor, la caridad,
la solidaridad más elevada…,
sublime es el sentir de la empatía.

domingo, 22 de marzo de 2020

Estate dentro


Quédate, no salgas,
hay mucho que hacer ahí adentro,
en ese universo infinito donde moras,
hay mucho que puedes evitar si en ti te quedas...
Hay soles que encender
y estrellas que reclaman tu plumero;
hay sueños que pintar
y anhelos que requieren tus pinceles...
Las horas se escabullen del reloj
y van locas recorriendo las paredes
en busca de lo eterno del instante...
Afuera están vacías las calles,
no se oyen las mujeres ni los niños;
no pasan los ancianos camino de la iglesia;
no suenan los tractores laboriosos,
y los coches han callado sus runrunes;
esperan a que pase el mal presagio.
Afuera hay un demonio invisible
que acecha con sus dientes venenosos.
Afuera el grito sordo del silencio
acaricia cada línea del asfalto;
mientras, nacen brotes nuevos en los árboles.
No salgas, espera a que esto pase,
deja que la primavera entre por tus ojos
y vista tus pupilas con las flores de su aliento.
Deja que peleen los valientes guerreros
que luchan con sus armas desde todos los flancos,
agradece su valor, el servicio prestado…
Estate dentro…

sábado, 21 de marzo de 2020

Susúrrame al oído, Poesía




Susúrrame al oído las palabras 
que me inspiren, despierta mi silencio
con el sonido de tu voz serena,
que vibre en mis entrañas tu secreto
con acordes melódicos y rítmicos,
haciendo que me mueva un baile nuevo.
Cuéntame tus didácticas parábolas,
que muestren el camino hacia universos
invisibles, sensibles y sutiles;
hacia puertas de mundos paralelos…
Siséame esos sueños sosegados
surgidos de sublimes sentimientos,
vestidos de poéticas metáforas
creadas por la magia de tu verbo.
Sedúceme con sabias paradojas,
con signos y alegóricos consejos.
Traspasa con tus rayos refulgentes
mis carnes, mis arterias y mis huesos;
transmuta este vulgar metal en oro
vivo, transforma todo, hasta los tuétanos…

martes, 17 de marzo de 2020

Diálogo con el alma




Nunca olvides, jamás,
la luz que te ilumina el interior.
Perdió el brillo, quizás,
mas mantiene el calor;
es ascua que se aviva con amor.

Es fuego que te llena
vaciándote, candela permanente,
vigorosa y serena,
que quema dulcemente
los amargos fantasmas de la mente.

¿No recuerdas, acaso,
cómo vibra en tu ser el universo?,
¿cómo rima el Parnaso
en cada frágil verso?...
Está en la inmensidad tu ser inmerso. 

Despierta ese sonido 
que duerme en tu vigilia desvelada;
escucha el fiel latido
de tu íntima balada;
afina bien tu voz enamorada.

lunes, 9 de marzo de 2020

Echo de menos tus versos



¡Ay!, sirena, echo de menos 
tus versos de espuma blanca,
escritos en fina arena,
cuando la marea baja.
Añoro tus versos niña
de delicada fragancia,
que penetren mis sentidos
con húmedas rimas de agua.
Extraño tu poesía,
apasionada y tan mágica,
seduciendo con su encanto
y melódicas palabras...
Esas rítmicas estrofas
que me acarician el alma
con su cálida cadencia,
en tu más íntima cala,
las echo de menos, niña,
echo de menos su plática,
cuando la tarde se duerme
y la luna se levanta.
Quiero escuchar tus canciones
junto al mar, con luz de plata,
y que tus labios susurren
a mis oídos baladas;
mientras brillos marineros
relucen en tus escamas
y un gran coro de delfines
corean entre las algas.
Echo de menos tus versos,
en el vaivén de mi barca
y el arrullo de las olas,
cuando tu voz por mi pasa.

sábado, 7 de marzo de 2020

Brotes de brisa (En todos los versos, al menos una palabra con “BR”)



Da a la lengua sutil quiebro,
manéjala bien y enhebra, 
sigue con rigor la hebra
estrujándote el cerebro.
Con talante y buen requiebro
haz que las fronteras abra
aunque alguien te llame cabra
por enhebrar mal la aguja
pero haz que en tu obra ruja
el poder de tu palabra.

Merche Bou Ibáñez

El poder de tu palabra
abre puertas con su llave,
descubriendo así una clave
del destino que nos labra.
Por lo tanto: ¡Abracadabra!,
abracemos los fonemas,
¡brindemos con mil poemas!
Que brisas de ideas vuelen
y que vibrando revelen
al papel brillantes lemas.

Carlos Elpoetaartesano

.Al papel brillantes lemas
para que brille lo escrito
y que vibre nuestro grito
con brotes de buenos temas.
Bruñe con amor poemas
para lograr vibraciones
en todos los bravucones
que ven todo en color bruno
y desbravas de uno en uno
el brío en sus corazones.

Merche Bou Ibáñez

El brío en sus corazones
más que las brasas calienta,
y con bravura alimenta
la fibra de las pasiones.
Ebrios por las emociones,
los bates bruñen los versos,
descubriendo así universos
que siembran en el papel;
¡embriagados con su miel,
en libros queden inmersos!

Carlos Elpoetaartesano

En libros queden inmersos,
las brasas de algún poeta,
y que brille con su meta,
en las brumas de los versos.
Con los bramidos dispersos,
y gritar con brillantez
aunque no tenga brujez,
ni brocha para pintar,
un brasero a de dejar,
para abrigar con fluidez.

Elbio Timote

En libros queden inmersos
amantes de la palabra
cuando su cubierta se abra
y deje libre los versos.
Descubrirán universos,
que brotan como las flores
sembrando con sus colores
almas que con ellos vibran,
y que del tedio se libran
con ritmos embriagadores.

José Guerrero

En libros queden inmersos
pensamientos tenebrosos
y los temas escabrosos
por sombríos y perversos.
Broten y luzcan los versos
enfebrecidos de amor,
vibre la voz del autor
brindando sus alegrías
en metáforas bravías
vertebradas con ardor.

Maramin Andrés

En libros queden inmersos
vibrando de la emoción
los brotes del corazón
y enjambres de lindos versos.
Bruñidos sin ser muy tersos
brinquen por lomas y llanos,
sirvan de abrazo a hermanos
y sean abrevadero,
donde abreve el mundo entero
para así obrar como humanos.

Merche Bou Ibáñez


*Vertebradas con ardor,
*con ritmos embriagadores;
son palabras de escritores
alumbradas con fervor.
Finas hebras del autor,
*para abrigar con fluidez,
en urdimbre de honradez...
*Para así obrar como humanos,
escribiendo libres manos
con brillante lucidez.

Carlos Elpoetaartesano

Con brillante lucidez,
con brío y muy bien bruñido
vibra el verso revestido,
no con pobre palidez.
Se siente libre... pardiez
brincando por esas redes.
Bruñe el verso... que tú puedes
brindándole tu buen arte.
Dejando bromas aparte;
¡Abrígate Nicomedes!

Merche Bou Ibáñez

¡Abrígate Nicomedes!,
viste con capa y sombrero,
que viene el frío febrero...;
prende una lumbre si puedes.
Libre escribe, no te enredes;
labra surcos de renglones,
siembra en ellos emociones
para que brote la trova
que con embrujo te arroba
descubriendo sensaciones.

Carlos Elpoetaartesano

Descubriendo sensaciones
que brinda la poesía,
rebrota en mí cada día
afán de bruñir renglones.
Bromear en los guiones
con un broche de sarcasmo
enhebrado cuando plasmo
es la brújula que sigo.
Si brilla lo que consigo,
es que brinco de entusiasmo.

José Guerrero

Es que brinco de entusiasmo,
cuando brota de un buen tema
un breve, agudo poema
y con asombro me pasmo.
No es broma, llego al orgasmo
cuando cubro de sabor
el estambre de una flor
que descubre su anatómico
y brioso lado cómico,
que se abre con humor.

Carlos Elpoetaartesano

Que se abre con humor,
solo al que el humor le sobra
y con una hábil maniobra
lo abraza sin más pudor.
Es brebaje curador
bromear de todo un poco,
embrujar al docto "coco"
que vibra con la ironía
abreviada en poesía,
es el labrado que enfoco.

José Guerrero


Es el labrado que enfoco
desbrozando hasta la brisa,
y brinco huyendo deprisa
de los abrazos de un loco.
Entre brumas, poco a poco
fueron brotando estos versos
que con br y bien dispersos
dan brillo a la poesía
que brama más cada día
bregando por universos.

Merche Bou Ibáñez

lunes, 2 de marzo de 2020

Poeta bohemio




Disfruto cuando escribo algún poema,
aunque muy bien pudiera ser un blus,
lo mismo que disfruto, ¡que dilema!,
en el bar, la partida de un buen mus.

A veces yo me creo ser un jóker,
o escribo poesía, o juego al póker;
y es que mi corazón es un bohemio
que vive su pasión, ese es su premio…

Me gusta viajar por todo el mundo,
sintiendo cada instante en mis zapatos;
amándote, mujer, cada segundo;
pasando con amigos buenos ratos.

El día que me den la unción extrema,
me iré de este planeta en autobús.
¡Cuidemos del amor!, será mi lema,
en él se hermana el Buda con Jesús.



jueves, 27 de febrero de 2020

Fuego y ceniza



Somos nada encubierta en el gran todo,
somos todo surgiendo de la nada;
somos fuego que enciende el universo,
somos agua que apaga cualquier llama.
Somos fruto del tiempo y la consciencia;
la semilla que, hundida en tierra blanda,
tras morir enterrada, resucita
y asoma hacia la luz como una planta;
ascendiendo alentada por su fe.
Somos eso, partículas con alma;
el polvo de una estrella ya difunta
que viaja entre vacíos y galaxias.
Somos vano espejismo del desierto
y sustancia real en amalgama;
la esencia camuflada entre lo absurdo,
la fragancia que encierra una metáfora...
Cual Fénix renacemos de cenizas,
y a cenizas volvemos con la Parca.

jueves, 20 de febrero de 2020

La más cara máscara



Esta máscara, cómica y ajada
por las risas que agrietan sus facciones,
se le cae de la cara en las funciones
donde el alma desnuda su mirada.

La comedia solloza desdichada,
la tragedia sonríe entre telones
cuando mueren las viejas ilusiones
y la historia se vuelve complicada.

El teatro del mundo es ilógico
porque puede llorar de la alegría
o reírse, sarcástico, de pena.

El sentir del humano, patológico,
amalgama de honor y villanía,
representa su rol en vana escena.

martes, 18 de febrero de 2020

Arte efímero



Lenta se va la tarde hacia su sueño
tejiendo los colores del crepúsculo;
recreando un tapiz multicolor
con flores de algodón formando grupos,
y bordadas al cielo que, cual manto,
arropa al horizonte. Por segundos,
se funden los azules con los rojos,
surgiendo tonos purpura, difusos,
al lado de cobrizos y dorados.
El pueblo se camufla en claroscuros,
no queriendo quitar protagonismo
a toda esa belleza, que es un lujo.
Inmensa creación aun siendo efímera...
Con tanto arte me siento diminuto.