jueves, 21 de junio de 2018

El jardín de las luciérnagas




Todo es luminoso en el jardín de las luciérnagas, flores fluorescentes con destellos multicolores titilan orgullosas cuando la brisa las mueve en los prados del anhelo. 
Lámparas de la noche iluminan junto a la luna los senderos de los sueños y traspasan el umbral de las metáforas a través de un diafragma onírico de sentimientos.
Miran los ojos transformados en pupilas que contienen universos centelleantes, sorprendidos y extasiados en cada mirada, en cada paso del momento, sumergidos en la eternidad del instante.
El presente se agiganta y contiene todo el tiempo de los relojes, todo gira en torno a él a una velocidad tan rápida, que apenas parece moverse.
Y vuela, vuela la sutil esencia que se desprende en cada latido, en cada inspiración y espiración se funde con el perfume de la vida, que se alimenta de aromas y experiencias.
Todo es maravilloso, todo es milagro en el jardín de las luciérnagas, la magia como polen fecunda las neuronas de estrellas y galaxias, pariendo luego la imaginación y la creatividad del fuego sagrado, que hace que todo sea posible.
Ya no hay marcha atrás, nunca hubo principio y no hay final, los senderos se bifurcan y expanden en todas direcciones, el centro está en todos sitios, y la nada contiene al infinito. 
En el jardín de las luciérnagas todo forma parte de todo y solo existe el número uno, que por mucho que se divida tiende a multiplicarse para volver hacia sí mismo, pues la unión siempre estuvo.
Y en medio del jardín, un palacio de cristal transparente, donde los destellos del prisma bailan con las notas musicales, en la armónica alegría de los arcos iris, que son puentes entre mundos, que son brazos que se abrazan, que son manos que se estrechan. Y dentro del palacio una luz que deslumbra con suavidad e irradia energía vital, y en cada inhalación te renueva.
Todo es luminoso en el jardín de las luciérnagas, el amor ilumina sus ojos y ellas no son ciegas, la música acaricia sus oídos y estos no son sordos…



martes, 19 de junio de 2018

Sublime música de cascadas


Sublime música de cascadas,
burbujas de agua y aire
chocan juguetonas con las rocas 
en su alegre discurrir.

Mi corazón ya no late, 
vibra en dulce armonía,
se despeña enamorado 
por saltos y colinas,
solo una meta, 
solo un fluir...

Cantan los peces al beber sus aguas
y las algas de río se mecen a su paso,
aguas vivas corren, vuelan hacia ti,
tu encanto las atrae inexorablemente
y se dejan llevar con renovada ilusión.

El mar clama sus besos,
la gran canción acoge sus melodías,
mis sentimientos acarician tu alma
y mi amor se mezcla con el tuyo.

¿Donde yo ? ¿Dónde tú?
Solo unión de amor

lunes, 18 de junio de 2018

Elegía a un campesino


Era un hombre del campo ¡tan sincero!,
cultivaba los frutos con las manos,
con gran dedicación y mucho esmero;
de un espíritu noble, de los llanos,
poniéndole a la tierra su pasión,
al lado de su madre y sus hermanos.
Adherida a sus labios la canción,
tarareaba siempre muy sereno,
entonando su voz por la región.
Me llega su fragancia a trigo y heno,
aromas de tomillo, jara y menta,
de maíz, de cebada y de centeno.
Ya a la sombra de un árbol no se sienta
a descansar un rato del trabajo,
cuando el tórrido sol su piel calienta.
Preparaba los surcos a destajo,
con gran constancia, ¡ya no los prepara!, 
y quitaba de paso algún yerbajo.
Él calmaba su sed con agua clara,
que sacaba del pozo oscuro y frío,
lavándose las manos y la cara.
De su tierra partió con mucho brío,
en un día de junio, emprendió viaje
hacia eternas corrientes del Gran Río,
se marchó muy ligero de equipaje.

sábado, 16 de junio de 2018

Lanzo los versos a la tierra


Lanzo los versos a la tierra…
Como semillas caen,  esparciéndose en el suelo;
algunos se hunden y empiezan a germinar, 
los hay que sirven de alimento para los pájaros 
u otros seres sensibles; 
otros se mantienen latentes, dormidos, 
en el limbo de la poesía… 
Muchos se diluyen, con el tiempo, 
en fonemas, letras y polvo…
A veces se me caen solos, 
como si tuvieran vida propia, 
buscando su personal destino, 
agarrándose a cualquier grieta donde germinar, 
donde vivir y ser parte del Poema.

jueves, 14 de junio de 2018

Dime




Dime, niña preciosa, lo que te dice el viento
cuando baila en tu cuerpo con gentil movimiento
y te lleva el aroma de una tímida flor.
Dime, preciosa niña, si surra tonadas,
si te cuenta leyendas que no fueron contadas,
o te canta en secreto la canción del amor.

Niña preciosa dime lo que te dice el mar
al salir de tus ojos sin poderlos mirar,
provocando mareas de poemas mojados.
Preciosa niña dime si la voz de las olas
de poesía intangible, la oyen las caracolas,
si la guardan con celo bajo paños dorados.

Porque tienes la magia que tienen las estrellas
pintada en tu mirada que mira cosas bellas,
latiendo con la vida tu propio corazón...
Y trémulas luciérnagas serpentean anhelos
en busca de un sendero, con creativos vuelos;
vuelan sobre los sueños con su luz y pasión.

Dime, niña preciosa, ¿quién te regala rosas,
robadas del jardín que plantaron las diosas,
y las pone en tu pelo junto a un rayo de sol?
Dime, preciosa niña, ¿quién camina contigo?
¿Quién te escribe poemas y también es tu amigo?
¿Quién te toca sonatas en tono Si bemol?

Dime. Facebook




martes, 12 de junio de 2018

En tiempos de la crisálida



Me contaron una hazaña 
del tiempo Maricastaña,
tiempo de gran convulsión,
de cambio y renovación,
en el que todo ocurrió
dentro de una gran crisálida. 

Se dice que era un gusano
que la tejió con su mano,
que soñaba con colores
y el aroma de las flores,
según dicen las canciones
esperando algún milagro.

Yo desde aquí lo contemplo
encerrándose en su templo…
Y, tras alcanzar la gnosis,
llegó su metamorfosis,
dejando de estar inmóvil
para volar con el viento…

Cantaba esta trova hermosa,
una sabia mariposa.

lunes, 11 de junio de 2018

Aquel beso bajo el paraguas añil





Llora el cielo contento
lágrimas dulces, tiernas, juveniles;
gotas con sentimiento
que, cual correveidiles,
me traen de tu paraguas los añiles... 

Te recuerdo llegar 
bajo la lluvia cálida de abril,
y torpe llegué a dar,
delicado y gentil,
un beso a tu sonrisa de marfil.

Caían dulces aguas
cuando ibas agarrada a mi cintura
bajo el viejo paraguas;
y el beso, por ventura,
las vestía de encanto y de hermosura.

domingo, 10 de junio de 2018

CADENA DE ESPERANZA




0
.
.
Cómo cambia el paisaje de la arena
sin apenas sentirlo la mañana,
los surcos horadados por la pena
habrá quien, sin notarlo, los allana.
.
Con tan sólo un minúsculo detalle,
una simple palabra generosa,
una breve sonrisa en plena calle,
se puede transformar la espina en rosa.
.
Podríamos, quizás, en nuestro empeño,
a aquellos que reniegan de sus vidas,
borrar las cicatrices de su sueño,
limpiando con ternura sus heridas.
.
El destino del mundo no está escrito,
el poder del amor es infinito.
.
Mar Garcia
.
I
.
Cómo cambia el paisaje de la arena
cuando lloro sobre ella mi presente,
arrastrando ese mal que me enajena
y perturba los sueños de mi mente.
.
Oculto en la rutina mi pasado
con todos sus matices dolorosos,
escenas que jamás he revelado,
pasajes, de mi historia, tenebrosos.
.
El pago de un favor que prometí
desvela mis deseos interiores,
mi calma se convierte en frenesí
y entramos en un mundo de colores.
.
Hay un sueño pintado en mi ventana
sin apenas sentirlo la mañana.
.
Tere Bas
.
II
.
Sin apenas sentirlo la mañana,
se descubre el azul del horizonte,
como se abre en la tierra la besana
para hacer que la espiga se remonte.
.
Un hálito de luz le da su aliento
a este ser que camina desvalido;
porque puede el amor, en su tormento,
rescatarlo del pozo del olvido.
.
Pero, a veces, el fruto se resiste,
negándose a nacer a un nuevo día;
y la ayuda que, tierna, le ofreciste
se muere deshojada en la utopía…
.
Ya sangran por las ramas de su vena
los surcos horadados por la pena.
.
Carmen Aguirre
.
III
.
Los surcos horadados por la pena
son signos de una vida entre dolores,
que nunca ha de vivirse toda plena,
carente de cariños redentores.
.
Tan solo quien se mueve a compasión
podrá sembrar en árido sonrisas,
porque el amor aporta solución
que no puede comprarse con divisas.
.
El amor solidario siempre ve
una nueva ilusión en cada rostro.
¡Es esta la deidad ante la que,
doblando las rodillas, yo me postro!
.
¡Los montes que oscurecen a la diana,
habrá quien, sin notarlo, los allana!
.
Luis Salvador Trinidad
.
IV
.
Habrá quien, sin notarlo, los allana
si habita en un jardín de las delicias
al borde de una luz bella y temprana
legando al corazón tiernas caricias.
.
Sin género de dudas, sin membrete,
un ser de luminosa trascendencia,
de un albo resplandor será juguete,
reflejo de una humilde transparencia.
.
Humano, al fin, cosecha de este rancho
que es tierra de dolor y ambigüedad,
la fría incorrección de un mundo ancho,
traspaso de ambiciosa soledad.
.
Habrá quien vire el rumbo y no desmaye
con tan sólo un minúsculo detalle.
.
Enrique Sabaté
.
V
.
Con tan sólo un minúsculo detalle,
se siembra la empatía en la conciencia,
no habrá mendicidad en nuestro valle
si deja de mandar la indiferencia.
.
Los músculos que tensan a los dedos
alivian el estrés que da la usura,
droga medicinal a rancios credos
que la inhumanidad mezquina cura.
.
La empatía es la flor menoscabada 
que enmienda las roturas del zurcido,
la esperanza en la voz desesperada
de quien no quiso darse por vencido.
.
¡Suele polinizar la mariposa
una simple palabra generosa!
.
Fabio Jair Avellaneda
.
VI
.
Una simple palabra generosa
puede darle confianza al corazón,
regresarlo a la estancia luminosa
donde brota la esencia del perdón.
.
La nobleza es un verbo difundido
que vive entre los actos y perdura,
semilla que al brotar y haber crecido
exhala su fragancia de ventura.
.
Y cuando esté más cerca la partida
solo el amor será nuestro legado
en su beldad; temática esculpida
en férreas cadenas de acabado
.
exquisito. Vendrá en su justo talle
una breve sonrisa en plena calle.
.
Teresa Amado Nervo
.
VII
.
Una breve sonrisa en plena calle,
cual ofrenda de afecto curativo,
será como un regalo a quien lo halle,
un milagro de amor, un incentivo.
.
Como si resurgiera del pesar
una luz de esperanza y alegría,
igual que la tormenta sobre el mar
se amaina con el sol del mediodía.
.
No dejes tu piedad indiferente,
siente idéntico el frío de su piel,
su avidez necesita de tu fuente
y su acerba tristeza, de tu miel.

Que al toque de una mano bondadosa
se puede transformar la espina en rosa.
.
Claudia Beatriz
.
VIII
.
Se puede transformar la espina en rosa,
convertir en vergel el yermo páramo,
que este mundo de faz indecorosa
se inunde de un crucial y probo guáramo.
.
Rindamos nuestros egos a la causa
de hacer de la sonrisa un dulce oficio
que le dé al sufrimiento eterna pausa
y mitigue la angustia en el suplicio.
.
Cual rara avis puntual -por errabundo-
quizá me he entregado en demasía
esperando tan sólo ser fecundo
do no suena epinicio todavía.
.
Lograr que mi pesar torne en risueño,
podríamos, quizás, en nuestro empeño.
.
Francisco Martin
.
IX
.
Podríamos, quizás, en nuestro empeño,
revivir el placer de la bondad
y hacer de la tristeza un mar de ensueño.
Podríamos querernos de verdad.
.
Sentir que estar de paso vale un mundo
y el mundo se hace fuerte a nuestro paso.
Quemar con nuestro aliento más profundo
las hierbas del rencor y del fracaso.
.
Podríamos mirar más a los ojos
de aquellos que están ciegos de impotencia,
ser fuente de ternura, y no de antojos
que empañan la esperanza y la inocencia.
.
Curemos con el alma las heridas
a aquellos que reniegan de sus vidas. 
.
Ana Maria Valladolid Juárez
.
X
.
Aquellos que reniegan de sus vidas
hoy deben de saber que otros desean
meterse en sus sandalias abatidas,
pues descalzos, malviven y pelean.
.
Hay muchos que reniegan de sus muertes
y buscan donde sea venturanza,
esperan de tus manos nuevas suertes
que injerten en sus almas la templanza.
.
Con creces lo que otorgues será dado,
tu siembra servirá como camino,
y tu favor será siempre pagado
en otros, aliviando su destino.
.
Hará que del futuro sea dueño,
borrar las cicatrices de su sueño
.
Carlos Corredor Camara.
.
XI
.
Borrar las cicatrices de su sueño
al dar a los demás nueva confianza,
cambiemos la actitud y su diseño,
dejando en equilibrio la balanza.
.
Con pequeñas acciones de cariño,
el más frío y severo corazón
podría transformarse en el de un niño,
poniendo nuestro empeño e intención.
.
Con una gran cadena de favores,
ayudando tal cual nos ayudaron,
es posible llegar a ser mejores,
retornando el favor que nos donaron.
.
Podríanse curar causas perdidas,
limpiando con ternura sus heridas.
.
Carlos Elpoetaartesano
.
XII
.
Limpiando con ternura sus heridas,
mi propia llaga estoy cauterizando.
Si al náufrago le das tu salvavidas,
del naufragio tu alma estás salvando.
.
Lo mismo capitán que polizonte
vagamos por un mar de espumas grises,
huyendo de las redes de Caronte,
en busca de la Ítaca de Ulises.
.
Cual Sísifos cargando con su cruz
deambulamos huérfanos de amor,
y hallamos el camino de la luz
al sentir de otras manos el calor.
.
La destrucción del orbe es solo un mito.
El destino del mundo no está escrito.
.
Azarías DLeyre
.
XIII
.
El destino del mundo no está escrito,
despreciemos del mal su amarga prosa,
al instante del hálito contrito,
respondamos con mística amorosa.
.
Nuestra esencia se torna conmovida,
nuestra mano, fecunda en la ternura,
siempre atenta, benigna y extendida
en su más indulgente envergadura.
.
Como niños juguemos con lozanos
intereses sin viles intenciones,
hallemos en la voz de esos hermanos
el eco de sus tristes oraciones.
.
Todo cuanto se da vuelve bendito,
el poder del amor es infinito.
.
Mardy Mesén R
.
XIV
.
El poder del amor es infinito;
pero cuídalo bien, porque ya sabes
que es frágil, delicado y exquisito
como el vuelo elegante de las aves.
.
No permitas que el híspido veneno,
que nutre el interior de los humanos,
le robe a tu razón lo más sereno
y emponzoñe las palmas de tus manos
.
Aférrate a ese poso de esperanza
que llena nuestras vidas de quietud,
no sean tus recuerdos la añoranza
de aquello que negó tu juventud.
.
Y mude tu eslabón esta cadena,
como cambia el paisaje de la arena.
.

viernes, 8 de junio de 2018

Felicidad





En el rastreo del placer y cuanto
de su virtud satisfactoria encuentro,
muy a menudo me extravío y entro
en el vacío, en el dolor y el llanto...

El bienestar que perseguimos tanto,
lo encontraremos rebuscando dentro
del sentimiento original, del centro
de la consciencia, de su dulce encanto.

La satisfacción en pequeñas cosas
que nos pudiera regalar la vida,
nos asegura la alegría sana.

En ocasiones nos regala rosas,
la generosa realidad florida,

miércoles, 6 de junio de 2018

Los perros también ríen




Dijo un perro a otros perros:
-Dejemos de gruñir a cada instante,
no seamos gamberros,
sí de cortés talante,
podemos sonreír al semejante.

-Movamos nuestros rabos, 
hermanos, que la vida son dos días,
es mejor que ser bravos
con facciones sombrías;
mostremos todos nuestras alegrías.

Pero el perro de Roque,
muy triste porque rabo ya no tiene,
lo ve desde otro enfoque
y a los demás previene:
-la risa de verdad de dentro viene.

sábado, 2 de junio de 2018

Mujer




Me resulta difícil tratar de descifrar
el misterio que esconde la oscuridad del seno;
matriz donde la vida se consiguió engendrar, 
útero de emociones, vacío que está lleno. 
.
Cobijo donde el hijo se puede refugiar
cuando se siente solo, su cariño es del bueno; 
las amargas fatigas del diario caminar 
equilibra su don con un toque sereno...
.
Es amante y amiga, sutil inteligencia,
fragancia de lo bello de la epopeya humana
que queda entre sus versos cual huella de su esencia.
Es la niña inocente, también la sabia anciana.
.
Es la magia del mundo pintada en la memoria;
es, la mujer, el pulso de nuestra viva historia.

viernes, 1 de junio de 2018