jueves, 26 de marzo de 2015

CALLA LA CHIMENEA





Llegó la primavera a mi morada
con sus luces y encanto de las flores,
atrás queda el invierno y los temores,
y mi alma vuelve a estar entusiasmada.

Al lado está la niña ilusionada
soñando con las pompas de colores.
Por un lado está el frío y desamores,
por el otro, el calor de su mirada.

Calla la chimenea, y su mutismo
habla con la elocuencia del lirismo
en su sueño de al alma calentar.

Entra el sol por la puerta de invitado,
calienta con sus rayos nuestro hogar
y me olvido del hielo del pasado.
Publicar un comentario