sábado, 24 de marzo de 2012

caminaba yo un buen día....



Caminaba yo un buen día
por el mundo en mi interior,
y vi que en el solo había
mal, tormento y dolor.
Dejé vagar mi pensamiento
lleno de desolación,
y pasado cierto tiempo
oí la llamada del sol.
Corrí a ver que decía
lleno de ilusión,
y vi que resplandecía
con mucha comprensión.
Dejé a mi espíritu libre
que volara por los aíres
lleno de amor hacia el astro,
y me llevó a los lugares
donde no hay ni dolor, 
ni tormento, ni asco.
Me enseñó todo color
que mueve al mundo entero,
y me dijo que el amor
era lo primero.
Me enseñó muchas verdades
que encierra el universo,
y vi todo vanidades
cuando bajé al mundo lleno de verso.
Siguió caminando mi alma
llena de amor a los hombres,
y vio como cambiaban
en el rostro sus colores.
El sol me habló y me enseñó
ciencia muy preciosa,
y todo mi ser se empeñó
en no buscar otra cosa.
El sol me hablaba de dios
el sol me hablaba de mi,
el sol me habló de muchas cosas
y pronto anocheció, pero
¡¡Qué hermosas son las estrellas!!
                                                                                                                                                                                                                                                                 
Publicar un comentario