lunes, 13 de abril de 2015

CABALLO Y JINETE





Eres libre al surcar los verdes prados
y vas sumiso al yugo de mis bridas,
te contemplan los cielos estrellados
cuando corres por sendas aprendidas.

Yo te monto, pues tú me lo permites,
por lo tanto, es muy libre nuestra unión,
es fuerza y libertad lo que transmites,
unidos en un solo corazón.

Mi cuerpo es el caballo de mi esencia,
mi esencia es el jinete que lo monta,
son sus riendas la pura inteligencia...

Cabalgamos en una mutua impronta
por rutas y caminos de experiencia,
hacia un nuevo horizonte, que se afronta.
Publicar un comentario