lunes, 1 de mayo de 2017

Sonetos



Hay música en la voz de los sonetos
que suena trepidante  por sus rimas,
se vuelven melodiosos si los mimas,
cuidando los cuartetos y tercetos.

A veces parecieran ser escuetos,
mas suben en poesía grandes cimas,
te enseñan de su ciencia si te arrimas,
medidas y otros muchos más secretos.

Los ritmos son latidos palpitantes;
danzando por el pecho y por las venas
las musas con sus bailes elegantes.

Soneto, yo soy libre en tus cadenas
cual libres en su amor son los amantes;
teniendo de pasión  sus copas llenas...

Publicar un comentario