martes, 23 de mayo de 2017

El abuelo




Este pozo de tiempo contiene mil memorias,
historias de fracasos junto con viejas glorias,
de juegos, de pizarras, de trillos y fiambreras,
de vino en las bodegas, fiestas y borracheras,
de amores y de amigos, de trabajos y anhelos;
caminos que se abrían bajo los vastos cielos.
La pluma de las horas y el blanco pergamino,
escrita está en el cuerpo la historia y el destino.
Los años han dejado sus marcas en la piel,
pasadas experiencias, sabor de ajenjo y miel;
arrugas bien curtidas por fríos y calores,
escarchas sobre el pelo con sabios resplandores.
Contiene la solera del paso de la vida
pintada en su mirada, portadora de honores;
y la satisfacción de la labor cumplida.
Publicar un comentario