domingo, 29 de abril de 2012

EL TIEMPO Y EL NO TIEMPO


Las ilusiones se desvanecen,
las risas y los llantos se pierden en el pasado
como los sueños con el despertar.
El futuro espera como mensajero 
del impenetrable destino,
dispuesto a devorarte
ante la mirada de lo eterno.
Y el presente se escapa de las manos...


Se abrió el tabernáculo,
el pequeño mundo queda detrás
con sus leyes, con el tiempo.
Vuela por el vasto cielo
alma sedienta de realidad,
traspasa la barrera de las edades
elevándote a los umbrales 
de lo maravilloso, de lo sublime.
Estas tan vacía que nada lo impide,
vuela pura paloma mensajera de la paz,
el fuego te consumirá haciendo de ti
una verdadera llama de amor,
oscilando en un infinito cielo
de paz eterna.
Publicar un comentario