domingo, 19 de marzo de 2017

Se evaporan los silencios




Se evaporan los silencios
y nacen nubes de música callada
que corren por el cielo de mis sueños.
Los pasos dejan huellas en su propia suela,
 el camino se pega a mis zapatos
y pesa la desilusión.
La luna, llena de vacíos,
vomita rayos de luz mortecina
sobre mis ojos, borrachos de nostalgias.
Las horas alargan sus segundos,
congelados en relojes paralelos,
y giran sus manillas con un lirismo loco.
La nada, como bálsamo de la memoria,
alivia las heridas que dejaron 
los cristales transparentes de mis rotos anhelos,
y un fuego frío incinera
mis sentimientos más amados,
dejando cenizas desnudas de lo vivido 
con promesas de aves Fénix...
Publicar un comentario