jueves, 30 de marzo de 2017

Paz descafeinada




Esa luna, versada por poetas,
la pisaron las botas del empeño,
realizando con ello el viejo sueño
e iniciando el camino a los planetas.

Mas vomitan las negras metralletas
proyectiles de trágico diseño;
la paloma con lágrimas de ensueño
va volando a regiones más discretas.

Son banales los logros y el reposo,
sometidos al burdo consumismo,
adictivo, pedante, caprichoso…

Se durmieron las flores y el lirismo
en el lecho de moda venenoso,
decorado con falso inconformismo.
Publicar un comentario