sábado, 18 de febrero de 2017

Catorce versos




Este es el primer verso de un soneto,
el segundo le pisa los talones,
con el tercero avanzan los renglones
y en el cuarto se acaba ya el cuarteto.

En el quinto a seguir me comprometo,
poniéndole en el sexto sensaciones,
figuras en el séptimo, emociones,
y en el octavo casi está completo.

En el primer terceto está el noveno,
el décimo le sigue prestamente
y el undécimo se hace muy ameno.

El duodécimo verso es el siguiente,
al decimotercero llego pleno
y en el catorce acabo finalmente.