jueves, 9 de mayo de 2013

Hay gritos



Hay gritos que no llegan a salir,
no encuentran el camino
a través de la garganta
que les cierra el paso.
La fuerza de los pulmones
no es suficiente para sacarlos
del fondo donde habitan,
y la voz se ahoga por su magnitud.
Son gritos nacidos en la naturaleza del ser
que pugnan por liberarse
de una prisión de siglos.
Hay algo en nosotros
que todavía no ha hablado,
y solo lo hará cuando 
exploten nuestros conceptos,
cuando se desintegren
las viejas estructuras
de nuestro pensamiento.
Mientras tanto se comprime
sobre sí mismo,
en las profundidades abismales
de nuestra conciencia,
esperando su momento.

Publicar un comentario